miércoles, 11 de enero de 2017

Se fue el sabio...

Zygmunt Bauman habla sobre la educación.

Resultado de imagen de zygmunt bauman

“El invariable propósito de la educación era, es, y siempre seguirá siendo, la preparación de estos jóvenes para la vida. Una vida de acuerdo con la realidad en la que están destinados a entrar. Para estar preparados, necesitan instrucción, «conocimientos prácticos, concretos y de inmediata aplicación», para usar la expresión de Tullio De Mauro. Y para ser «práctica», una enseñanza de calidad necesita propiciar y propagar la apertura de la mente, y no su cerrazón. Lo importante es formar ciudadanos que recuperen el espacio público de diálogo y sus derechos democráticos, para así ser capaces de controlar el futuro de su entorno y el suyo propio. Cuando el mundo se encuentra en constante cambio, la educación debería ser lo bastante rápida para agregarse a éste".
Zygmunt Bauman, filósofo polaco padre del concepto de "modernidad líquida" y Premio Príncipe de Asturias de Comunicación 2010, nos ha dejado este lunes a los 91 años. Se le considera uno de los intelectuales clave del siglo XX.
“Todo es más fácil en la vida virtual, pero hemos perdido el arte de las relaciones sociales y la amistad. En las redes es tan fácil añadir amigos o borrarlos que no necesitas habilidades sociales. Estas las desarrollas cuando estás en la calle, o vas a tu centro de trabajo, y te encuentras con gente con la que tienes que tener una interacción razonable. Ahí tienes que enfrentarte a las dificultades, involucrarte en un diálogo (...) Las redes sociales son una trampa".


Una de sus citas:  

"Hemos olvidado el amor, la amistad, los sentimientos, el trabajo bien hecho. Lo que se consume, lo que se compra “son solo sedantes morales que tranquilizan tus escrúpulos éticos”.

Y otras más: