miércoles, 17 de diciembre de 2014

TEMA 7: PINTURA GÓTICA. LA SIMBOLOGÍA EN EL JARDÍN DE LAS DELICIAS.



LA SIMBOLOGÍA EN EL JARDÍN DE LAS DELICIAS (El Bosco)

El Jardín de las Delicias es una de las creaciones más enigmáticas de El Bosco. Para saber qué representa este conjunto, necesitamos saber el significado de cada tabla. El tríptico cerrado muestra en grisalla el tercer día de la creación. Arriba, aparece Dios padre y en la parte superior de las dos tablas, una inscripción en latín con letra gótica dorada (Salmos 32,9) que es la clave para identificar el momento: En la derecha, Él mismo lo dijo y todo fue hecho y en la izquierda, Él mismo lo ordenó y todo fue creado. El mundo de El Bosco, sigue las convenciones de la época: la tierra es plana, con agua alrededor y con abundante vegetación, rodeada de una esfera, con reflejos luminosos para dar la sensación de ser cristalina y translúcida.

El tríptico abierto, contrasta por la brillantez de su color, con la grisalla del reverso, con sus tres paneles con una elevada línea de horizonte. 

        El panel izquierdo dedicado al Paraíso terrenal, donde aparece Dios con los rasgos de Cristo, es un Dios joven, en medio de Adán y Eva; en un segundo plano aparece la fuente de los cuatro ríos del paraíso, ala izquierda el drago (árbol canario) que se asocia con el árbol de la vida y a la derecha el árbol de la ciencia del bien y el mal, con la serpiente enrollada en el tronco.

En el panel central, que da título a la obra El jardín de las Delicias o La pintura del Madroño, se representa un gran número de figuras humanas, unas 400, animales, plantas y frutas. Las figuras suelen aparecer desnudas, ya sean hombres o mujeres, blancos o negros, y suelen aparecer en parejas o en grupos. Los animales presentan dimensiones superiores a las normales, al igual que las plantas y las frutas. Sin duda, El Bosco representa un mundo entregado al pecado, manteniendo relaciones sexuales, algunas contra natura con una fuerte carga erótica alusiva al tema central de esta obra, el pecado de la lujuria, aunque también alude a otros pecados capitales.
En el plano medio el Bosco representa un estanque lleno de mujeres  desnudas, rubias de larga melena, alusivas a Venus, y en el exterior, a su alrededor, hombres sobre cabalgaduras, aludiendo al predominio de lo impulsivo e instintivo frente a la razón. En un registro superior de esta tabla central, el artista representa arquitecturas fantásticas sobre el agua, la central similar a la fuente del primer panel, pero resquebrajadas, aludiendo a la fragilidad, al carácter efímero de las delicias de las que goza el ser humano.

En el panel derecho se representa el Infierno, al que se suele llamar “Infierno Musical”, por la presencia de instrumentos de música que se utilizaban para torturar a los músicos que se deleitaban con la música profana. Llama la atención en un plano medio, la presencia del hombre-árbol, relacionado con el demonio. En este panel se castigan todos los pecado capitales, como el monstruo que devora hombres y los expulsa por el ano (avaricia); los glotones que esperan que los demonios les sirvan sapos y otros animales inmundo (gula), también se castigan vicios censurados por la sociedad de la época como el juego; los problemas morales del clero, representado por un cerdo con toca de monja abrazado a un hombre.
Esta pintura es por tanto una obra de tema moralizador en la que El Bosco insiste en lo efímero de los placeres de la vida. El pecado es el nexo de unión de las tres tablas, al principio con el pecado de Eva en el Paraíso (motivo de misoginia medieval), en el paraíso terrenal y en su castigo en el infierno.

SILVA MAROTO, Pilar: Enciclopedia on line de El Museo del Prado


Vídeos y archivos de texto para ampliar contenidos: 

TEMA 7. PINTURA GÓTICA: Jan van Eyck (Ampliación)



El pintor flamenco Jan van Eyck (1390?-1441) supondrá una revolución en la pintura pues incorporaba una manera nueva de representar la realidad. Su obra más famosa es un gran retablo con muchas escenas de la ciudad de Gante (Bélgica), que fue iniciado por su hermano Hubert y finalizado por Jan en 1432, contemporáneo por tanto de obras del quattrocento italiano como la Trinidad de Masaccio.

El políptico del Cordero místico representa un pasaje del Apocalipsis (7,9): Después de esto miré, y vi una gran multitud, que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en las manos. 10Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenecea nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.... un texto que la Biblia relaciona con la festividad de Todos los Santos, a la que la pintura hace más alusiones. 

Dentro del políptico abierto, arriba, observamos a Dios entronizado con el esplendor de un papa, entre la Virgen y san Juan Bautista, quien fue el primero en llamer al Cristo, Cordero de Dios. 

La manifestación más sorprendente de su nueva concepción del arte la reservó para las pinturas interiores: las figuras de Adan y Eva tras la caída. La Biblia relata que solamente después de haber comido de la fruta del árbol de conocimiento ambos supieron que estaban desnudos. Por ellos les representa así, desnudos, a pesar de las hojas de higuera que sostienen en las manos. Estos desnudos no estaban nada idealizados, puesto que Jan utilizó modelos reales para su creación, aspecto que escandalizó a las generaciones posteriores por el exceso de honestidad. 
La realización de este tipo de pintura necesita de una nueva técnica como es el óleo, inventada por Jan van Eyck. Los métodos tradicionales donde los pigmentos se mezclaban con aglutinantes como el huevo, crando una pasta (temple) se secaban muy rápido impdiéndole a Jan conseguir transiciones suaves y fundir unos colores con otros.  La sustitución del aceite por el huevo permitía trabajar más lentamente  y con mayor exactitud, lograr colores transparentes, realzar partes iluminadas. 

A pesar de la novedad en la recreación de la realidad y las calidades, pues se enorgullecían de mostrar su destreza al pintar flores y animales; edificios, trajes vistosos y joyas, mantenían algunas características del gótico internacional. Aún así buscaban ofrecer una verdadera fiesta para los ojos. En todo este cuidado infinito por representar la realidad, cada detalle, cada brillo, radica la diferencia de la pintura flamenca respecto de sus contemporáneas. Cada pintura se entiende como un espejo de la realidad. 


El políptico permanecía cerrado, mostrando sus colores más sobrios (grisallas) durante la semana y abierto, momento en que se mostraban sus colores más vibrantes, en los días de fiesta. 
Bibliografía: GOMBRICH E.H., La Historia del Arte Ed. Phaidon (New York) Décimosexta edición 1997. Reimpresión en 2013.



EL PAPEL DE "MONUMENTS MEN"


El video muestra la formaciónn del "Monuments Men" , comisión norteamericana de soldados para la recuperación de las obras de arte robadas por los nazis. Hitler consideraba la firma de la paz de Versailles, una traición hacia las obras de arte que él consideraba alemanas y que le habían sido robadas, cuando se devolvieron en compesación a Bélgica tras el final de la IGuerra Mundial. Entre sus obsesiones se encontraban el Políptico de San Bavón de Gante de los hermanos Van Eyck y la Virgen de Brujas de Miguel Angel. 

Hitler arrebató también más de 20.000 obras de arte a los judíos. Todas estas obras junto con las francesas, belgas, etc, formarían parte del museo nazi que tenía planeado levantar en su ciudad de nacimiento. Sería el mayor museo del mundo y albergaría solo obras pemitidas por los ideales arios, rechazando por tanto el arte abstracto por considerarlo degenerado. 

Muchas de estas obras fueron recuperadas por los "Monuments men" en galerías de minas abandonadas. Debían actuar rápidamente pues Hitler dio la orden de quemar todas estas obras si Alemania perdía la guerra (Orden Nerón)

Se trata del Poíptico de San Bavón a partir del minuto 11'50''y otra vez a partir del minuto 26'-29'21''
En clase proyectaremos los 15 primero minutos y el fragmento posterior.

 



lunes, 1 de diciembre de 2014

Algunas imágenes de la mezquita de Córdoba.

Luz de vidrieras

Mihrab de la Mezquita de Córdoba. Decoración de ataurique y epigráfica. Alfiz. Arquillos lobulados ciegos. 

Reaprovechamiento de materiales